Esto es lo que pasa.

Llegará el momento en que pueda sentarme sobre una roca en mitad de la nada y mirar hacia adelante sin recordar cada segundo a tu lado? ¿Llegará el momento en que no tenga que levantarme y ponerme a andar solo para no recordar demasiado? ¿Llegará el momento en que todo deje de doler?

El miedo a enamorarme fue la primera fase en nuestra historia y joder si lo era con razón... Cada sonrisa me costaba un ¿Y si un día dejo de verla? Seguida de una lucha entre cerebro y corazón en la que acabó ganando este último cuando ya no debía, haciéndome confiar en que por fin habías llegado, por fin romperías el sentido a mi "nada es para siempre" y justo en ese momento decidiste desaparecer, rompiéndome por completo.

No te voy a mentir. Tengo ganas de volver a enamorarme, de luchar contra el miedo más bonito que he sentido nunca, tengo ganas de mirar a alguien a los ojos y que brillemos juntos como lo hicimos tu y yo. Tengo ganas de que te saquen de mi cabeza a besos y sonrisas, que me vuelvan a hacer sentir que en esa frase que hice tan mía, hay excepciones. Pero ¿Sabes qué pasa? Que no soy capaz de mirar a nadie más de la forma en que lo hice contigo. Pasa que no soy capaz de sentirme agusto entre otros brazos, mirando a otros ojos, ni viendo otras sonrisas.

Pasa que sigo enamorada de ti, y que aunque me muero de ganas por que vuelvan a romper mis esquemas va a ser imposible, porque estos siguen estando rotos por ti, aunque ya no estés.

30-06-19