Adiós

Debo decir adiós, cada vez es mas real. Ya no seran tan solo recuerdos y promesas rotas las que nos separan, que el viento comienza a soplar y tiene en mente arrastrarme unos kilómetros, 1098 exactamente. Me voy, me alejo de ti, ya de verdad, sin la posibilidad de encontrarte de casualidad o acordarme espontáneamente de que olvidé comprar algo justo al pasar por tu tienda, que ya no valdrán las excusas baratas para poder verte despistado, colocando libretas y velas o tratando con esos clientes que acaban por enamorarse más del trato que del mueble que han ido a comprar, ya no podré oler tu perfume, sonreir y decir, está aquí, ni ver tu reacción al verme sin esperarlo.

Mi vida es un caos, ahora aún más, con una habitación llena de cajas, una agenda llena de examenes, una cabeza a reventar de cosas y un corazón roto y temeroso, a la vez que feliz y confundido. Sabes bien que quería salir de esta ciudad, perderme entre naturaleza, poder tumbarme en mitad del campo a media noche y contemplar las estrellas, vivir entre animales salvajes y sentirme una más de ellos, y lo voy a hacer, estoy a un mes de cumplir ese pequeño sueño, estoy feliz, aunque una mota de tristeza está contaminando esa felicidad poco a poco, haciendo de mi caos algo inexplicable, aún más caótico.

Y que sepas, que aunque mi cabeza grite enfadada que no vuelvas, mi corazón conserva la esperanza de que estemos destinados, aunque sus fuerzas estén tan agotadas que no sea capaz de gritarlo a los cuatro vientos. No te voy a negar que mi mayor miedo es no poder olvidarte y que jamás vuelvas, que tu si puedas hacerlo con facilidad, mientras mi corazón se destruye cual pueblo en ruinas. Que me duele el alma el sentir que te pierdo, aunque eso ya ocurrió hace meses.

Me gustaría volver a verte, despedirme, decir adiós a la persona a la más me duele decirselo, cerrar otro capítulo más de mi vida, pero temo tanto que tus ojos vuelvan a atraparme como la primera vez, que el corazón se niegue a soltarse de ese abrazo, que quiera arrastrarte conmigo mientras veo cerrarse la puerta del puerto y te alejas, creando de nuevo un vacío que ya existía, pero aún más grande, más hueco, más oscuro, más doloroso...

No se que pasará, tampoco se que es lo que quiero que pase, pero espero que nos vaya bien y que pueda recordarte siempre con una sonrisa, y tu a mi. Te quiero, aquí y en la otra punta del mundo, espero que no lo olvides nunca.💙

09-06-19