El adiós de un corazón a medio florecer

Parece ser que todo terminó y yo te digo adiós, aunque haya tardado eternidades en aceptarlo y aprender a decir esa simple palabra, que para mi significa demasiado.

Y es que por fin pude abrir mis ojos y ver las mentiras de unos labios que solo decian verdades, pude ver el verdadero color de las cosas y no es todo tan negro sin ti, aunque a veces se vuelve gris.

 

Parece ser que tu "por favor, no dejemos de hablarnos como hacen otras personas" pasó a ser un incomodo e interminable silencio.

 

Lo intenté, lo intenté una y otra vez, dejando pedazos de mi corazón en cada uno de esos intentos, pero ya no voy a malgastar el último que me queda, he decidido hacerlo florecer, como hizo contigo, pero está vez no necesitaré a nadie que lo mantenga, gracias porque el daño que provocaste me ha hecho fuerte, y me ha mostrado la clave, sólo me necesito a mi misma para dibujar una verdadera sonrisa en mi cara y hacer de mi corazón, el más hermoso e independiente de todos.

 

19-01-19