Lo que pide el corazón.

Hoy siento esas ganas inmensas de perderme, de cambiar de aires, de dejarte atrás de una vez.

Ojalá fuese fácil despertar al otro lado del mundo y comenzar una nueva vida, lejos de esta ciudad, de sus lugares, los recuerdos que guarda, lejos de ti...

Se que no te voy a olvidar nunca, pero el corazón me pide a gritos que te saque de él y necesito hacerle ese favor, por ti, por mi y por las personas que nos vamos a encontrar en la vida, que tal vez, merezcan ese puesto mucho más que tu; aunque me duela decirlo y creerlo.

No quiero dejar de hablar contigo y mucho menos olvidarte, tan sólo que mis noches de insomnio y mis miradas perdidas no lleven grabado tu nombre.

Quiero que todo deje de recordarme a ti, a nosotros y poder empezar a mirar a alguien más, de la manera que te miro a ti, desde que cruzamos miradas. Quiero rehacer recuerdos con alguien que pretenda quedarse. Quiero mirarte y sonreír por lo que fuimos, por lo que no somos, por lo que nos espera a cada uno y agradecer que te hayas ido dejando hueco a quien le crea emoción la idea que continuar su camino conmigo.

Quiero desenamorarme, abrazarte sin que cada milímetro de mi piel se erice, sin lágrimas luchando por salir al exterior, sin nostalgia, pero con muchísimo cariño, ese cariño que se le tiene al primer amor, por el resto de la vida.

20-04-19